Tecnología- Editorial

Pionero de internet quiere que dejes las redes sociales

Jaron Lanier cuenta como las redes sociales están destruyendo la empatía y amenazando la libertad

Aunque los críticos de las redes sociales e incluso las campañas mediáticas son inseparables de ellas, pocos usuarios deciden borrar sus cuentas. Twitter sigue teniendo 300 millones de datos personales, Facebook tiene más de 2 mil millones de datos personales e Instagram sigue creciendo y ha superado los 500 millones.

El pionero de Internet y la realidad virtual, Jaron Lanier, cree que los beneficios de estas redes no superan las desventajas. En su último libro "Diez razones para borrar tus redes sociales de inmediato", dio razones para dejar Twitter, Facebook e incluso los servicios de WhatsApp y Google. Si es posible, incluso si solo es por un tiempo. Estas son algunas de las razones que expuso en el texto desde una postura amable:

Pionero de internet quiere que dejes las redes sociales

1. Estás perdiendo tu libertad.

Las redes sociales, especialmente Facebook, intentan registrar todas nuestras acciones: qué compartimos, qué comentamos, qué nos gusta, a dónde vamos. "Todos somos animales de experimentación ahora", escribió Lanier. Participamos en un experimento en curso para permitir que los anunciantes nos envíen sus mensajes cuando éramos más vulnerables.

Esto también ha tenido consecuencias políticas: los grupos que distribuyen noticias falsas encontraron una "interfaz diseñada para ayudar a los anunciantes a atraer audiencias objetivo a través de información verificada para llamar su atención". A Facebook no le importa si estos "anunciantes" son empresas, partidos políticos o difusores de noticias falsas que quieren vender sus productos. El sistema es el mismo para todos y mejorará "cuando la gente esté enojada, obsesionada y dividida".

imagen-cuerpo

2. Te hacen infeliz.

La investigación citada por Lanier muestra que, aunque las redes sociales brindan la posibilidad de contacto, en realidad sufrimos de "estándares cada vez más irracionales de belleza o estatus, por ejemplo, o de ser vulnerables a los ataques de los trolls, inisitando a un aislamiento cada vez mayor.

Escribió que el algoritmo nos categoriza y clasifica según el número de nuestros amigos, fans, me gusta o reposts, el número o número de nuestras publicaciones ... y de pronto, tú y otras personas participaron en muchos concursos que no pidieron participar. Son estándares que nos parecen insignificantes, pero que eventualmente tendrán un impacto en la vida real: "En las noticias que vemos, puede aparecer sobre quiénes y qué productos ofrecemos". En última instancia, también influirán en los trabajos futuros: muchos gerentes de contratación buscan a sus candidatos en Facebook y Google.

En cuanto a los trols, Lanier advierte: "Todos tenemos un trol dentro".

En el contexto de las redes sociales , las opiniones y, a menudo, las discusiones no son oportunidades para dialogar, sino para ganar puntos al precio de otros en un lugar destacado.

También te puede interesar

Lanier cuestiona: "¿Eres tan amable como te gustaría ser?"

3. Debilitan la verdad.

Lanier recuerda que la mayoría de las teorías de la conspiración a menudo comienzan en las redes sociales, donde su eco se amplifica, a menudo usando bots y "antes en medios hiperpartidistas".

La misma teoría de la Tierra Plana nació en unos pocos grupos de Facebook, amplificada por un algoritmo que exponenciaba publicaciones que comentaban y compartían más por lo absurdo de su contenido que por su credibilidad.

imagen-cuerpo

4. Destruyen tu capacidad de empatizar.

Aquí Lanier se refiere sobre todo al "filtro burbuja".

En Facebook, por ejemplo, aparecen noticias en la portada en función de las personas y medios que también seguimos, según el contenido que nos guste.

La consecuencia es que en redes solo accedemos a nuestra propia burbuja , es decir, todo lo que sabemos, con lo que estamos de acuerdo y con el que nos sentimos a gusto.

Es decir, no vemos otras ideas, sino que solo nos llegan sus caricaturas.

Y como resultado, en lugar de intentar comprender otros puntos de vista, nuestras ideas se fortalecen y el diálogo es cada vez más difícil.

imagen-cuerpo

5. No quieren que tengas dignidad económica.

Lanier explica que el modelo de negocio que predomina en internet es consecuencia del "dogma" de creer que "si el software no era gratis no podía ser abierto". Se creyó que la publicidad era una forma de solucionar este problema.

Lanier propone ya desde libros anteriores como ¿Quién controla el futuro? que hay otras alternativas, como pagar por usar servicios como Google y Facebook. A cambio, podríamos recibir alguna compensación según lo que aportáramos, que podría ser desde contenidos a los datos que ahora mismo regalamos para que se vendan en paquetes de publicidad.

Estas son solo algunas de las razones que da Lanier en un libro que, como admite el propio autor, ni siquiera llega a tocar algunos temas que no le tocan tan de cerca, como "las presiones insostenibles hacia personas jóvenes, especialmente mujeres" y cómo "los algoritmos pueden discriminarte por racismo o por otras razones horribles".

Lanier no quiere acabar con internet. Al contrario: dejar las redes, aunque solo sea una temporada, puede ser una forma de saber cómo nos están perjudicando y, sobre todo, de darnos cuenta de lo que podrían ofrecernos.

Site gusta el tema te invito a que adquieras el libro Aqui

imagen-cuerpo

Comentarios


buscar noticias